CBD 101: la guía definitiva sobre el cannabidiol

¿Qué es el cannabidiol (CBD)? ¿Cómo funciona? ¿CBD vs. THC? ¿El CBD te droga? ¿El CBD aparecerá en un examen de detección de drogas? ¿Cuáles son los beneficios reales? ¿Cuáles son los efectos secundarios? ¿El CBD es legal? Aquí está todo lo que necesitas saber sobre el CBD.
Diana Rangaves
Escrito por Diana Rangaves, PharmD, Clinical Consultant, Google Scholar
Ultima actualización

El cannabidiol (CBD) fue etiquetado hace unos años por muchos defensores del CBD y la marihuana como “el compuesto más incomprendido del planeta”. Sin embargo, en los últimos 20 años, 33 estados de los Estados Unidos han aprobado el uso del CBD de la marihuana para fines médicos. Además, a nivel federal, el CBD proveniente del cáñamo es legal según la Ley Agrícola del 2018.

El uso y la popularidad del CBD por parte de los consumidores en el mercado de los Estados Unidos está en aumento. Los expertos proyectan que los ingresos de la industria del CBD superarán los 2.000 millones de dólares para el 2020. De acuerdo a los últimos descubrimientos, alrededor del 7% de los estadounidenses usan productos de CBD. Según Cowen & Co, se estima un incremento del 10% para el 2025, ya que los consumidores buscan mejores tratamientos alternativos para sus dolencias. Según Consumer Reports, el CBD es más popular entre los jóvenes de 20 años y menos popular entre los mayores de 60 años. La demografía de género establece que es más probable que las mujeres utilicen CBD con fines de bienestar, en comparación con los hombres, quienes lo usan más con fines sociales y espirituales.

Comprendiendo el CBD

¿Qué es CBD?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el CBD es uno de los compuestos cannabinoides naturales que está presente en las plantas de cannabis. El CBD es un compuesto fenólico terpénico de 21 carbonos que se forma a partir del proceso de descarboxilación de su precursor, el ácido cannabidiólico (CBDA).

El CBD es el segundo ingrediente activo más común en las plantas de cannabis (marihuana). Durante muchos años ha sido una parte importante de la marihuana medicinal. Se extrae directamente de la planta de cáñamo, una prima de la planta de cannabis. Se utiliza en productos como comestibles, gominolas y aceites para proporcionar una sensación de calma y relajación.

Los hallazgos obtenidos en estudios de investigación preclínica y clínica muestran que el CBD tiene fuertes propiedades anticonvulsivas, antiinflamatorias, antioxidantes, antidepresivas, antitumorales, antipsicóticas y neuroprotectoras. De acuerdo con una investigación publicada en octubre del 2018, el CBD no tiene propiedades intoxicantes; es decir, no hace que las personas se sientan drogadas. Los defensores del CBD han hecho muchas afirmaciones de que puede tratar de manera efectiva condiciones como la ansiedad, el dolor crónico, la artritis reumatoide, el cáncer, el trastorno por estrés postraumático (TEPT), la esclerosis múltiple (EM) y las enfermedades cardiovasculares. En los EE.UU. y en otras partes del mundo se está haciendo investigación para determinar el efecto del CBD en éstas y otras enfermedades.

Identificación de la substancia

  • Aspecto físico: un sólido cristalino
  • Peso molecular: 314
  • Fórmula química: C21-H30-O2
  • Denominación común internacional (DCI): Cannabidiol
  • Número de registro del Chemical Abstract Service (CAS): 13956-29-1
  • Otros nombres químicos: CBD, 2- [1R-3-metil-6R- (1-metiletenil) -2-ciclohexano-1-il] -5-pentil-1,3-bencenodiol;

¿Cuál es la diferencia entre el CBD y el THC?

El CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol) son los cannabinoides naturales más destacados que están presentes en las plantas de Cannabis sativa. Tienen la misma fórmula química e interactúan con el sistema endocannabinoide del cuerpo. Sin embargo, existe una diferencia en la disposición de sus átomos; esto explica sus diferentes efectos en el cuerpo.

Debido a sus estructuras moleculares, el CBD y el THC interactúan de manera diferente con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide. Si bien los dos se unen al receptor CB2, su interacción con el receptor CB1 es diferente. Según el Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI), el THC se une directamente al receptor CB1. Cuando este vínculo se completa, resulta en ciertas reacciones corporales que transmiten señales al cerebro, las cuales son responsables de los sentimientos de euforia asociados con la marihuana. Los estudios de imágenes cerebrales revelan que, durante la intoxicación por THC, la región de la corteza prefrontal del cerebro experimenta un aumento del flujo sanguíneo. Esta región es responsable de la atención, la toma de decisiones y otras funciones ejecutivas, como el autocontrol, la iniciación de tareas y la organización. La sobredosis de THC puede afectar cualquiera de estas funciones ejecutivas en diversos grados según el individuo.

El CBD, por otro lado, no se une directamente al receptor CB1. Según las investigaciones, su presencia puede anular la conexión entre el THC y los receptores CB1, neutralizando la euforia inducida por el THC.

El THC es el principal compuesto psicoactivo de la marihuana responsable de su característico efecto eufórico. Está disponible en tinturas, aceites, cápsulas, comestibles y más. También puede ser consumido al fumar marihuana. A diferencia del THC, “el CBD no causa efectos psicoactivos. Esto lo hace atractivo para las personas que no están interesadas en drogarse, pero que desean los otros beneficios que ofrece el CBD”, dijo Sara Ward, una farmacóloga de la Universidad de Temple en Filadelfia.

Según la Organización Mundial de la Salud, el CBD no muestra ningún potencial de abuso ni de dependencia. Además, hasta la fecha no hay pruebas de ningún problema de salud pública relacionado con el uso de CBD puro.

“El CBD es una parte integral de mi entrenamiento y mi régimen posterior a una pelea que acelera el proceso natural de curación de mi cuerpo”, dice Anthony. Sergio añade: “En lugar de depender de antiinflamatorios potencialmente dañinos como el Tylenol y el Advil, he estado recurriendo al CBD y he visto resultados increíbles sin efectos secundarios”.

Anthony y Sergio Pettis —luchadores profesionales de la UFC y las Artes Marciales Mixtas (MMA).

Mecanismo de acción: ¿cómo funciona el CBD?

El CBD y el cerebro

Los receptores cannabinoides presentes en el cuerpo son responsables de regular muchos de los procesos que experimentamos a diario, como el apetito, el estado de ánimo, la sensación de dolor y la memoria. El sistema es activado por los endocannabinoides naturales, el CBD, o por los cannabinoides presentes en el cáñamo.

Algunas formas en las que el CBD ejerce su influencia terapéutica en el cuerpo son:

  • En comparación con el THC (que se une fuertemente a los receptores CB1 y CB2), el CBD se une más a otros receptores no cannabinoides y canales iónicos . El CBD activa el receptor de serotonina 5-HT1A (hidroxitriptamina), el receptor de vaniloide, y los receptores de adenosina, GPR55 y PPAR.
  • El CBD también actúa a través de múltiples vías que no dependen de receptores (unas pequeñas proteínas en la superficie de la mayoría de las células). Los receptores actúan como los “botones de activación” en las células y cuando son activados por compuestos que encajan en ellos, le dicen a la célula qué debe o no hacer. Por ejemplo, el CBD retrasa la recaptación de neurotransmisores endógenos, como la adenosina y la anandamida.
  • El CBD funciona como antagonista al bloquear o desactivar el GPR55, otro receptor acoplado a la proteína G.
  • El CBD produce un efecto terapéutico diferente según el receptor o canal iónico activado.

Por qué el CBD no funciona para todos

Quizás decidiste probar el CBD debido a las afirmaciones. Después de probarlo durante semanas o meses, no notaste ninguna mejora ni cambio en tu salud. No estás solo. Pero, antes de darle la espalda al CBD, hay cuatro razones legítimas por las que el CBD puede no funcionar para ti.

Dosis incorrecta

Este es un problema importante con los usuarios de CBD. Los efectos del CBD varían de un individuo a otro. Por lo tanto, cuando se trata de CBD, es difícil hablar sobre una dosis estándar que le funcione a la mayoría. No tomar la dosis correcta en el momento adecuado limita las posibilidades de obtener los beneficios completos del CBD. Algunos factores como la edad, el historial médico, el sexo, la condición médica, el peso y el origen étnico pueden afectar la dosis.

Es aconsejable comenzar con una dosis baja y hacerlo lentamente. Al comenzar con una dosis pequeña y aumentarla lentamente después de 4 o 5 días, encontrarás lo que llamamos tu “punto dulce”. Este es el punto de dosificación, que activa tu sistema endocannabinoide.

Producto de baja calidad proveniente de fuentes controversiales

El CBD está muy de moda y las personas se están aprovechando de muchos consumidores con noticias falsas. El CBD está disponible en todas partes, desde compañías en línea hasta tiendas de venta libre. Esto plantea una preocupación sobre la calidad, especialmente en una industria que aún no está regulada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Esto proporciona las oportunidades perfectas para que los estafadores ganen dinero rápido vendiendo productos de CBD de baja calidad que no son tan potentes como lo afirman.

Si has estado usando un producto de CBD en particular durante semanas o meses y nada ha cambiado, es posible que tengas que probar otro. Muchos consumidores de CBD han probado diferentes marcas hasta que finalmente encuentran una que les funciona. Los elementos para seleccionar un producto de CBD de calidad incluyen:

Prestar mucha atención a las críticas en línea de los consumidores de los productos.

Puedes encontrar esto aquí en nuestra página web y también en otros recursos de confianza en la web.

Selecciona productos de CBD de marcas establecidas

A lo largo de los años, algunas marcas se han ganado una buena reputación en la industria del CBD debido a la calidad de sus productos. Puedes seleccionar un producto de esta lista de productos de CBD favoritos y no tendrás que preocuparte por la calidad del producto que estás comprando.

Pide la constancia de las pruebas de terceros

Pregunta por la evidencia de una prueba de un tercero. Las pruebas de laboratorio pueden revelar la cantidad de CBD que está presente en el producto.

Dale el tiempo suficiente

La química de nuestro cuerpo es única y cada uno de nosotros reacciona de forma diferente al CBD. Mientras que algunas personas pueden experimentar resultados instantáneos, esto, sin embargo, no se aplica a todos. El CBD podría no funcionar tan rápido para ti como lo habías previsto. Podría tomar semanas o meses antes de que empieces a notar los cambios que anticipaste. Debes mantener el compromiso de tu dosis durante semanas antes de renunciar a una marca de CBD en particular.

No intentar un sistema de absorción diferente

El CBD existe en varias presentaciones como en aceite para vape (vaporizador), tinturas, gominolas, cremas tópicas y cápsulas. Si has estado probando una presentación sin resultados positivos, puedes considerar probar otro sistema de absorción. Sin embargo, al seleccionar un sistema de absorción, la biodisponibilidad debe ser el principal determinante. Esto regula la cantidad de CBD que eventualmente llega a tu torrente sanguíneo. Por ejemplo, las tinturas se absorben más rápidamente en la sangre en comparación con las gominolas, que tienen que pasar por el tracto digestivo antes de ser procesadas.

Expectativas equivocadas

Hay tanto alboroto en los medios de comunicación sobre lo que puede hacer el CBD. Muchos consumidores han probado el CBD sólo para decepcionarse debido a que tienen expectativas poco realistas. Es esencial buscar información sobre lo que el CBD puede o no puede hacer.

“El CBD ayuda con el dolor, el estrés y la ansiedad. Tiene todos los beneficios de la marihuana sin el subidón”.

Jennifer Aniston (Actriz, productora de cine y mujer de negocios)

Los beneficios del CBD

Las investigaciones sobre el CBD y la red neuronal correlacionada con la ansiedad indican que el CBD en altas concentraciones activa directamente el receptor de serotonina 5-HT1A (hidroxitriptamina); esto le da un efecto ansiolítico y calmante. El receptor de la proteína G que está involucrado activa varios mecanismos biológicos y neurológicos, en particular, pero no limitados a: el apetito, la ansiedad, la adicción, la percepción del dolor, las náuseas, el sueño y los vómitos.

Sueño

Existe un cuerpo creciente de investigación que sugiere que el CBD le ayuda a las personas que padecen trastornos del sueño. Por sus efectos sedantes, el CBD activa los receptores GABA y los receptores de serotonina en el sistema endocannabinoide del cerebro. Estos receptores juegan un papel importante en la modulación del estado de ánimo y la ansiedad, que son vitales para dormir. El GABA inhibe el exceso de actividad en el cerebro, promoviendo así la relajación.

Ansiedad

Las investigaciones implican que el CBD produce un efecto calmante que alivia la ansiedad en el sistema nervioso central. El CBD hace esto al activar los receptores de serotonina. De acuerdo con el Dr. James Murrough, Director del Programa de Trastornos del Estado de Ánimo y Ansiedad de la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí, la activación de los receptores aumenta la serotonina en el cerebro, mejorando así el estado de ánimo.

Depresión

Existe evidencia científica limitada que apoya la idea de que el CBD puede tratar la depresión. Sin embargo, las investigaciones realizadas desde el 2014 proporcionan información valiosa sobre la utilidad del CBD para tratar la depresión. Muchos consideran que la interacción positiva del CBD con los receptores de serotonina en el cerebro es un elemento crucial de la terapia para controlar la depresión.

Dolor

Se considera que el CBD es efectivo para aliviar el dolor debido a sus propiedades antiinflamatorias. El CBD reduce la inflamación y promueve el sueño al interactuar con otros receptores del sistema endocannabinoide. La mayor parte de la evidencia científica que apoya esta afirmación se trata de investigación en animales. Actualmente, además de la información testimonial, existe muy poca evidencia de estudios en humanos.

Epilepsia

Epidiolex, un producto de CBD a base de plantas, fue aprobado recientemente por la FDA para tratar las convulsiones en personas de dos años o más con síndrome de Lennox-Gastaut (LGS) y síndrome de Dravet.

Neuroprotección y enfermedad neurodegenerativa

Se considera que las propiedades antiinflamatorias del CBD son prometedoras para los trastornos neurodegenerativos. Según el NCBI, la inflamación es responsable de la pérdida de neuronas en el sistema nervioso. Esto, a su vez, es responsable de la disminución de la función motora y cognitiva, causando así la cascada de síntomas neurodegenerativos.

Artritis

Según un estudio hecho en animales publicado en el European Journal of Pain, el CBD reduce la inflamación y los signos de dolor artrítico sin ningún efecto secundario. Los investigadores notaron una disminución significativa en el dolor de la artritis en ratas cuando se administró un gel tópico que contenía CBD durante cuatro días. Como siempre, se necesitan pruebas clínicas adicionales en humanos para confirmar esta afirmación.

Diabetes

Un estudio del 2015 sostiene que el CBD exhibe efectos antiinflamatorios en las ratas. Se ha documentado que el exceso de inflamación incrementa la resistencia a la insulina y la diabetes de tipo II. Esto podría tener efectos beneficiosos en los humanos.

En el 2016, ciertos investigadores de la Universidad de Nottingham en el Reino Unido demostraron que el CBD, junto con la tetrahidrocannabivarina (THCV), reduce los niveles de glucosa en la sangre y aumenta la producción de insulina en personas con diabetes tipo II.

Lo que debes saber

Dosificación

Los defensores del CBD te dirán que no puedes tener una sobredosis de CBD; que puedes tomar todo lo que quieras hasta que llegues a tu punto de parada. Se recomienda tener precaución, ya que la dosis inicial recomendada del producto de CBD aprobado, Epidiolex, es de 2.5 mg/kg dos veces al día (5 mg/kg/día), tanto para niños como para adultos. Si la persona no experimenta ningún cambio positivo, esta dosis puede ser duplicada después de una semana a 10 mg/kg/día. Sin embargo, la dosis máxima recomendada es de 20 mg/kg/día, tanto para niños como para adultos.

¿Cuánto tiempo permanece el CBD en tu sistema?

¿Con qué frecuencia debes tomar CBD y cuánto tiempo tarda en funcionar?

MedlinePlus recomienda que los productos aprobados de CBD, como Epidiolex, deben ser tomados dos veces al día y esta dosis no debe exceder los 20 mg.

Nuestros sistemas corporales difieren y, dependiendo del individuo, el efecto del CBD puede manifestarse dentro de los primeros 5 minutos en adelante. Según el NIH, el CBD es detectable en los fluidos corporales hasta 30 días o más después del último uso. El tiempo que el CBD permanece en tu sistema depende del número de dosis, la frecuencia, la edad, el sexo, el índice de masa corporal y el origen étnico.

Sin embargo, actualmente no hay un período definitivo de tiempo en que el CBD permanezca en el cuerpo, ya que las investigaciones están en curso. La regla general es que toma un promedio de una semana para que el CBD salga completamente de tu sistema.

Efectos adversos del CBD

Algunas investigaciones muestran que el uso del CBD puede causar varios efectos tales como:

  • Boca seca
  • Diarrea
  • Apetito reducido
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Fatiga
  • Náusea
  • Mareos
  • Vómitos

Algunos otros efectos secundarios poco frecuentes del CBD son la neumonía y la disminución del oxígeno en la sangre o en los tejidos.

Daños en el hígado, reacción a medicamentos para la hipersensibilidad y pensamientos suicidas son raros efectos secundarios del uso de productos de CBD.

Reacciones adversas

Un estudio revela que el CBD puede causar reacciones adversas como trastornos digestivos, irritabilidad, somnolencia y agravamiento de las convulsiones en niños con epilepsia refractaria.

Interacciones medicamentosas

El CBD interactúa negativamente con muchas drogas, aunque el grado fluctúa de una persona a otra. Según MedlinePlus, el uso de CBD, junto con la lista parcial de drogas que aparece a continuación, puede afectar negativamente al sistema corporal. Se recomienda no tomar CBD junto con estos medicamentos. La lista completa está disponible aquí.

  • Ácido valpróico
  • Clobazam
  • Eslicarbazepina
  • Topiramato
  • Sustratos del citocromo P450 1A1 (CYP1A1)
  • Sustratos del citocromo P450 1A2 (CYP1A2)
  • Sustratos del citocromo P450 1B1 (CYP1B1)
  • Sustratos del citocromo P450 2B6 (CYP2B6)
  • Sustratos del citocromo P450 2C9 (CYP2C9)
  • Sustratos del citocromo P450 3A4 (CYP3A4)

Un futuro prometedor

El CBD es un compuesto no psicoactivo que deriva de las plantas de cáñamo y cannabis. A diferencia del THC, no produce un efecto de euforia. Con la creciente popularidad y aceptación del CBD en todo el mundo, se puede decir que el CBD llegó para quedarse. Hay evidencia prometedora de estudios en animales que muestra que el CBD es efectivo y seguro. Sin embargo, hay que tener mucha precaución hasta que se presenten más estudios de investigación científica en humanos (doble ciego y controlados por placebo) para verificar las afirmaciones hechas.

Con el ritmo actual de investigación continua que abarca la efectividad del CBD, el futuro parece brillante. Debes buscar la opinión de tu profesional médico antes de comenzar cualquier tratamiento de CBD.

Descargo de responsabilidad médica

La Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos requiere que le informemos que la eficacia de los productos de CBD o CBDV no ha sido confirmada por investigaciones aprobadas por la FDA como tratamiento para ninguna condición médica. La información en este documento no tiene la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Referencias

Alvarez, FJ et al. (2008). Neuroprotective effects of the nonpsychoactive cannabinoid in hypoxic-ischemic newborn piglets. Pediatric research, 64(6): 653-8. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18679164

Ashton, CH et al. (2005). Cannabinoids in bipolar affective disorder: a review and discussion of their therapeutic potential. Journal of psychopharmacology, 19(3): 293-300. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15888515

Bakas, T et al. (2017). The direct actions of cannabidiol and 2-arachidonoyl glycerol at GABAA receptors. Pharmacological research, 119: 358-370. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28249817

Baron, EP. (2015). Comprehensive Review of Medicinal Marijuana, Cannabinoids, and Therapeutic Implications in Medicine and Headache: What a Long Strange Trip its Been…Headache, 55(6): 885-916. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26015168

Bradford, Alina (2017, May 18). What is THC? LiveScience. Retrieved from: https://www.livescience.com/24553-what-is-thc.html

Booz, GW (2011). Cannabidiol as an emergent therapeutic strategy for lessening the impact of inflammation on oxidative stress. Free radical biology and medicine, 51(5): 1054-61. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21238581

Boychuk, DG, et al. (2015). The effectiveness of cannabinoids in the management of chronic nonmalignant neuropathic pain: a systematic review. Journal of oral & facial pain and headache, 29(1): 7-14. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25635955

Brooks, PL and JH Peever. (2008). Unraveling the mechanisms of REM Sleep Atonia. Sleep, 31: 1473-91. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2579970/

Carlini, EA and JM Cunha. (1981). Hypnotic and antiepileptic effects of cannabidiol. Journal of clinical pharmacology, 21(8-9Suppl): 417S-427S. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7028792?dopt=Abstract

Chagas, MH et al. (2014). Cannabidiol can improve complex sleep-related behaviours associated with rapid eye movement sleep behaviour disorder in Parkinson’s disease patients: a case series. Journal of clinical pharmacy and therapeutics, 39(5): 564-6. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24845114

Cunha, JM et al. (1980). Chronic administration of cannabidiol to healthy volunteers and epileptic patients. Pharmacology, 21(3): 175-85. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7413719?dopt=Abstract

Crippa, JM (2011). Neural basis of anxiolytic effects of cannabidiol (CBD) in generalized social anxiety disorder: a preliminary report. Journal of psychopharmacology, 25(1): 121-30. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20829306?dopt=Abstract

de Mello Schier AR et al; Antidepressant-like and anxiolytic-like effects of cannabidiol: a chemical compound of Cannabis sativa; NCBI; d2014. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24923339

Deutsch, DG. (2016). A Personal Retrospective: Elevating Anadamide (AEA) by Targeting Fatty Acid Amide Hydrolase (FAAH) and the Fatty Acid Binding Proteins (FABPs). Frontiers in Pharmacology, 7: 370. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27790143

Elikotil, J et al. (2009). The Analgesic Potential of Cannabinoids. Journal of Opioid Management, 5(6): 341-57. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3728280/

Fernandez-Ruiz J et al; Cannabidiol for neurodegenerative disorders: important new clinical applications for this phytocannabinoid? ; NCBI; February 2013. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22625422

Guindon, J and AG Hohmann. (2009). The endocannabinoid system and pain. CNS & Neurological Disorders Drug Targets, 8(6): 403-21. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19839937

Hampson, AJ et al. (1998). Cannabidiol and (-)∆9-tetrahydrocannabinol are neuroprotective antioxidants. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 95(14): 8268-8273. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC20965/

Hsiao, Y-T et al. (2012). Effect of cannabidiol on sleep disruption induced by the repeated combination tests consisting of open field and elevated plus-maze in rates. Neuropharmacology, 62(1): 373-384. Retrieved from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0028390811003467

Hortes n Chagas, M et al. (2013). Effects of acute systemic administration of cannabidiol on sleep-wake cycle in rats. Journal of Psychopharmacology, 27(3). Retrieved from: http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0269881112474524

Huestis, MA (2007). Human Cannabinoid Pharmacokinetics. Chemistry & Biodiversity, 4(8): 1770-1804. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2689518/

Jadoon, Khalid A; Efficacy and Safety of Cannabidiol and Tetrahydrocannabivarin on Glycemic and Lipid Parameters in Patients With Type 2 Diabetes: A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled, Parallel Group Pilot Study;| Diabetes Care ; October 2016

https://www.diabetes.co.uk/news/2015/Apr/cbd-compound-in-cannabis-could-treat-diabetes,-researchers-suggest-95335970.html

Kwon, Diana (2016, January 22). Can Cannabis Treat Epileptic Seizures? Scientific American. Retrieved from: https://www.scientificamerican.com/article/can-cannabis-treat-epileptic-seizures/

Laprairie, RB (2015). Cannabidiol is a negative allosteric modulator of the cannabinoid CB1 receptor. British Journal of Pharmacology, 172(20): 4790-4805. Retrieved from: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/bph.13250/abstract

Leweke, FM (2012). Cannabidiol enhances anadamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia. Translational Psychiatry, 2(3): e94. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3316151/

Mackie, K. (2008). Cannabinoid receptors: where they are and what they do. Journal of Neuroendocrinology, Suppl 1: 10-4. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18426493

Mannucci, C et al. (2017). Neurological aspects of medical use of cannabidiol. CNS & Neurological Disorder Drug Targets. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28412918

Massi, P. (2008). 5-Lipoxgenase and anadamide hydrolase (FAAH) mediate the antitumor activity of cannabidiol, a non-psychoactive cannabinoid. Journal of neurochemistry, 104(4): 1091-1100. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18028339

McAllister, SD et al. (2015). The antitumor activity of plant-derived non-psychoactive cannabinoids. Journal of neuroimmune pharmacology, 10(2): 255-67. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25916739

de Mello Schier, AR et al. (2014). Antidepressant-like and anxiolytic-like effects of cannabidiol: a chemical compound of Cannabis sativa. CNS & Neurological Disorders Drug Targets, 13(6): 953-960. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24923339

Morgan, CJ et al. (2013). Cannabidiol reduces cigarette consumption in tobacco smokers: preliminary findings. Addictive behaviors, 38(9): 2433-6. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23685330

Murillo-Rodriguez, E et al. (2014). Potential effects of cannabidiol as a wake-promoting agent. Current Neuropharmacology, 12(3): 269-272(4). Retrieved from: http://www.ingentaconnect.com/content/ben/cn/2014/00000012/00000003/art00006

Natural Medicines Therapeutic Research. Cannabidiol. (2017, April 3). Retrieved from: https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com

Pazos, MR et al. (2013). Mechanisms of cannabidiol protection in hypoxic-ischemic newborn pigs: role of 5HT(1A) and CB2 receptors. Neuropharmacology, 71: 282-91. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23587650

Pertwee, RG (2005). Pharmacological actions of cannabinoids. Handbook of experimental pharmacology, (168): 1-51. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16596770

Prud’homme, M et al. (2015). Cannabidiol as an intervention for addictive behaviors: a systematic review of the evidence. Substance abuse, 9: 33-8. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4444130/

Reggio, Patricia H.Endocannabinoid Binding to the Cannabinoid Receptors: What Is Known and What Remains Unknown; NCBI;; August 4th, 2014. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4120766/?source=post_page——-

Robson, PJ (2014). Therapeutic potential of cannabinoid medicines. Drug testing and analysis, 6(1-2): 24-30. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24006213

Russo, E and GW Guy. (2006). A tale of two cannabinoids: The therapeutic rationale for combining tetrahydrocannabinol and cannabidiol. Medical hypotheses, 66(2)234-246. Retrieved from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0306987705004317

Russo, EB (2008). Cannabinoids in the management of difficult to treat pain. Therapeutics and clinical risk management, 4(1): 245-259. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2503660/

Saito, VM et al. (2012). Cannabidiol modulation of neuroinflammatory disorders. Current neuropharmacology, 10(2): 159-66. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3386505/

Wolf, SA et al. (2010). Cannabinoid receptor CB1 mediates baseline and activity-reduced survival of new neurons in adult hippocampal neurogenesis. Cell communication and signaling: CCS, 8:12. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20565726/

Zuardi, AW et al. (2006). Cannabidiol, a cannabis sativa constituent, as an antipsychotic drug. Brazilian journal of medical and biological research, 39(4): 421-9. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16612464?dopt=Abstract

Zuardi, AW (1953). Effects of ipsapirone and cannabidiol on human experimental anxiety. Journal of psychopharmacology, 7(1 Suppl): 82-8. Retrieved from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22290374?dopt=Abstract

Understanding CBD Report | Bright Field Group https://www.brightfieldgroup.com/library/understanding-cbd-report

Analysis: Nearly 7 percent of American uses CBD cannabis compound https://www.pressherald.com/2019/02/25/analysis-nearly-7-percent-of-americans-use-cbd-cannabis-compound/

CBD vs THC: The Difference Explained; CBD Origin; Medium; Aaron Cadena; Sept 30th 2018 https://medium.com/cbd-origin/cbd-vs-thc-the-difference-explained-b3cfc1da52f0

Cowen’s Collective View of CBD; Cowen Outperform; Cowen Research et al; February 25th 2019 https://www.cowen.com/reports/cowen-collective-view-of-cbd/

CBD Goes Mainstream – Consumers Report, Lisa L. Gill, April 11th , 2019 https://www.consumerreports.org/cbd/cbd-goes-mainstream/

DEA says Hemp Derived CBD Oil Products are Federally Legal; Anavii Market; Jason Amatucci; April 18th 2019. https://www.anaviimarket.com/blogs/news/dea-says-hemp-derived-cbd-oil-products-are-federally-legal

New data show Americans are turning to CBD as a cure-all for the modern condition; Quartz; Dan Kopf and Jenni Avins; April 15th, 2019. https://qz.com/1590765/survey-shows-americans-use-cbd-to-treat-anxiety-and-stress/

Marijuana is legal for medical purposes in 33 states; Vox; German Lopez; May 10th, 2019 https://www.vox.com/identities/2018/8/20/17938366/medical-marijuana-legalization-states-map

CANNABIDIOL (CBD) Critical Review Report | World Health Organization https://www.who.int/medicines/access/controlled-substances/CannabidiolCriticalReview.pdf

Cannabiodiol (CBD) – what we Know, and what We Don’t | Harvard Health Publishing https://www.health.harvard.edu/blog/cannabidiol-cbd-what-we-know-and-what-we-dont-2018082414476

Cannabinoid Receptor 1 Gene by Cannabis Use Interaction on CB1 Receptor Density; NCBI; Ariel Ketcherside et al; August 1st 2017https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5628563/

Neuroimaging in cannabis use: a systematic review of the literature; NCBI; Martins Santos R et al; July 23rd 2009 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19627647

Executive Function & Self-Regulation; Center on the Developing Child https://developingchild.harvard.edu/science/key-concepts/executive-function/

How CBD works? | Project CBD https://www.projectcbd.org/science/how-cbd-works

Receptor | Project CBD https://www.projectcbd.org/cannabis-terms/receptor

Anandamide | Project CBD https://www.projectcbd.org/cannabis-terms/anandamide

CBD User’s Guide https://www.projectcbd.org/how-to/cbd-user-guide

Labeling Accuracy of Cannabidiol Extracts Sold Online; Jama Network; Marcel O. Bonn Miller et al; November 7th 2017. https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/2661569

Transdermal cannabidiol reduces inflammation and pain-related behaviours in a rat model of arthritis; NCBI; D.C. Hammell et al; January 2016. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4851925/

An Update on Safety and Side Effects of Cannabidiol: A Review of Clinical Data and Relevant Animal Studies| Mary Ann Liebert, Inc; Kerstin iffland; Ist June 2017 https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/can.2016.0034

Seizure| CBD-enriched medical cannabis for intractable pediatric epilepsy; Michal Tzadok ; February 2016.https://www.seizure-journal.com/article/S1059-1311(16)00005-4/fulltext https://doi.org/10.1016/j.seizure.2016.01.004

¿DISFRUTAS LA LECTURA? COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Diana Rangaves
Diana Rangaves
PharmD, Clinical Consultant, Google Scholar
Dr. Diana Rangaves is Doctor of Pharmacy (Pharm D). She graduated from the University of California, San Francisco and specializes in pharmacotherapy management. Diana has a broad range of acute clinical background and ambulatory care. She was an academic college professor; teaching critical thinking, ethics, pharmacology, addiction, behavior patterns, pharmacy, and nursing. As a Clinical Pharmacist, she is focused on chronic or disease state management.

Leer más

La selección de Leafreport para los mejores aceites de CBD
SÍGUENOS
Descargo de responsabilidad importante 
Todos los contenidos del sitio LeafReport, como texto, gráficos, imágenes y otro material dentro del sitio LeafReport son sólo para fines informativos. El contenido no pretende ser un sustituto del consejo médico profesional, su diagnóstico o tratamiento. Siempre busca el consejo de tu médico u otro proveedor de salud calificado para consultar cualquier pregunta que puedas tener con respecto a una condición médica. ¡Nunca ignores el consejo de un médico profesional ni te demores en buscarlo por algo que hayas leído en el sitio LeafReport!